Isabel II, la monarca más longeva del Reino Unido

Por Eduardo Gutiérrez Segura

Foto de Mary McCartney/Reina Isabel II vía AP“Seré una buena reina”, juró a los 11 años Alejandrina Victoria, quien gobernó el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte durante 63 años, siete meses y dos días; hoy, a las 17:30 (hora local en Londres), Elizabeth Alexandra Mary superó a su tatarabuela con 23.226 días, 16 horas y 30 minutos de ceñirse una corona heredada de un linaje con mil años de existencia. A sus 89 años, la monarca se granjeó un lugar en el libro de los récords, mientras cumple cabalmente la promesa hecha a su pueblo cuando tenía 21 años.

“Yo declaro ante todos ustedes que toda mi vida, sea larga o sea corta, será dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”: Isabel II.

Para la llamada cariñosamente por sus cercanos y súbditos Lilibeth, quien soñaba de joven con una existencia tranquila: ser granjera, cuidar a sus amados perros y cazar; superar al frente del gobierno del Reino Unido a una mujer de tanto alcance, incluso su tiempo de vida es mejor conocido como la época victoriana, era un momento impensable; así lo aceptó la propia Isabel II a temprana hora en la estación de Waverly de Edimburgo, donde inauguró una línea ferroviaria junto a la ministra principal escocesa Nicola Sturgeon.

“Muchos, incluida la primera ministra, han notado amablemente otra significancia agregada a hoy, aunque no es una a la que yo he aspirado. Inevitablemente una larga vida puede pasar por muchos hitos. La mia no es una excepción. Pero yo agradezco a muchos en el país y en el extranjero por sus bondadosos mensajes. Ahora seguimos con lo que hay que hacer. Es mi muy feliz deber declarar abierto el Borders Railway hoy”, expuso la Reina, en compañía del duque de Edimburgo, Felipe.

14417974766139El lugar elegido por Isabel II para realizar una aparición pública en este día tan importante no es una mera coincidencia, como lo escribió María Laura Avignolo, corresponsal de Clarín en París, se trató de “un mensaje de unión de su reino, después del referéndum donde finalmente ganó el No a la independencia de Escocia, pero la región tiene autoridades pro independentistas. La soberana es también la reina de Escocia y quiso mostrar al resto del país ese doble rol”.

Pese a esta aparición, siempre reservada Isabel II (según un vocero) prefiere celebrar en forma hasta 2016, cuando alcance 90 años de edad, pero el Palacio de Buckingham no quiso pasar por alto la fecha y decidió marcar el acontecimiento histórico de este 9 de septiembre con una fotografía oficial (al inicio del texto), tomada por Mary McCartney (hija de sir Paul), en la que puede verse a la Reina despachando una de las cajas rojas en las que recibe a diario documentos del gobierno británico y de los gobiernos de la Mancomunidad de Naciones (16 países del viejo imperio la reconocen aún como jefa de Estado).

Al servicio del Reino Unido

Isabel-IIA principios de 1952, Isabel partió para una gira por Australia, Nueva Zelanda y Kenia. El 6 de febrero de 1952, cuando apenas había llegado a Sagana Lodge y tras pasar una noche en el Hotel Treetops, recibió la noticia de la muerte de su padre. Martin Charteris le pidió que eligiera un nombre para desempeñar el cargo. Fue proclamada Reina y la comitiva real se apresuró para regresar al Reino Unido.

A pesar del deceso de la reina María, diez semanas antes de la coronación, ésta se celebró en la Abadía de Westminster el 2 de junio de 1953. La ceremonia, con excepción de la unción y la comunión, fue televisada, más de 20 millones de espectadores vieron el evento.

A lo largo de 63 años, siete meses y dos días, Isabel II ha conseguido —como lo destaca Carlos Fresneda, corresponsal de EL MUNDO en Londres— gobernar con las tres “prerrogativas reales” (consultar, alentar o prevenir), la Reina añadió un cuarto principio: “el deber de mantener silencio sobre asuntos que puedan causar controversia política o de cualquier otro tipo”.

coronacion_reina_isabel_ii_287159328_800x1200“Su Majestad es una chica agradable y bonita, pero no tiene mucho que decir”, escribió acertadamente Paul McCartney en 1969 como los primeros dos versos del tema “Her Majesty”, con ese “silencio” Isabel II forjó su carácter hasta hacerlo fuerte, ya que debió medirse lo suficiente para aconsejar a 12 primeros ministros, entre los que se encuentran nada menos que Winston Churchill, Margaret Thatcher, John Mayor, Tony Blair, Gordon Brown y David Cameron.

Afrontó estoica durante su reinado la Guerra del Golfo Pérsico y la invasión de Irak. Hace casi 30 años también fue testigo de la Guerra de las Malvinas, entre Reino Unido y Argentina, en la que murieron unas mil personas de ambos lados.

Presenció el surgimiento de la televisión a color, fue la primera monarca en mandar un correo electrónico en 1976 y tiene cuenta de Twitter y Facebook. En los 63 años de su reinado, el Reino Unido ha sido cuna de The Beatles, de The Rolling Stones y vio el posicionamiento en cine de James Bond, el agente británico al servicio de su Majestad, con quien en un símbolo de modernidad, virtualmente saltó en paracaídas desde un helicóptero durante la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Hogareña, imitadora y trendsetter

Isabel II es un esposa enamorada, se casó el 20 de noviembre de 1947 con Felipe de Mountbatten (a quien le juró amor eterno desde los 13 años), hoy duque de Edimburgo, y es madre de cuatro hijos: Carlos (1948), Ana (1950), Andrés (1960) y Eduardo (1964), para quienes se reserva su jovialidad y cariño.

isabel_ii__4947_635xEntre los talentos de Isabel II se encuentra el arte de la imitación, tiene dominados a la perfección a Margaret Thatcher, quien fue primera ministra del Reino Unido entre 1975 y 1990 (con quien no tenía una buena relación, dicen los que saben), y la de Miss Piggy, la cerdita del Show de los Muppets.

Lilibeth es también una trendsetter involuntaria y con sus atuendos ha inspirado, dicen expertos, a las más famosas pasarelas de Valentino, McQueen y Louis Vuitton en París, mientras que en 2007, apareció en la lista de la revista Vogue como una de las mejores vestidas.

Su estilo, marcado desde la juventud, decanta por su pasión por la yuxtaposición de colores: tonos pastel, rojo, azul, verde manzana, amarillo o negro; los estampados vistosos, una absoluta adoración por los sombreros y un ítem inseparable: un bolso negro pequeño.

Popularidad

_lafamiliarealbritn17850885_6bb79258

Tal y como lo aseguró Pablo Guimón, en El País, la “renovada popularidad de la monarquía británica tiene cuatro nombres propios: Guillermo, Kate, Jorge y Carlota. La familia de los duques de Cambridge, que incluye al segundo y tercer herederos al trono, parece haber conectado con el pueblo”, pero la labor de Isabel II estas seis décadas de liderar el destino de la casa real Windsor han rendido fruto, una encuesta de YOUGOV muestra que la monarquía es popular en la sociedad británica. 

El 68 por ciento de los consultados creen que es una “merecida institución”. El 67 por ciento de los laboristas consideran que “Gran Bretaña debe tener una monarquía”, el 88 por ciento de los conservadores, el 77 por ciento de los liberales demócratas y el 67 por ciento de los UKIP. Sólo el 18 por ciento de los británicos creen que deberá “haber un electo jefe de Estado en Reino Unido en reemplazo de la Familia Real”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s