Acapulco, un hogar lejos del hogar

Por Eduardo Gutiérrez Segura

Fairmont Acapulco Princess Hotel, Acapulco, Mexico

“Su hogar lejos del hogar” es la propuesta que uno de los hoteles con mayor tradición en Acapulco ofrece a sus huéspedes: The Fairmont Acapulco Princess. Enclavado en la zona de mayor desarrollo en el puerto, Punta Diamante, este resort tiene una gran variedad de actividades, entre las que destacan el Spa Willow Stream y el Turtle Dunes Country Club, que aloja el nuevo campo de campeonato de 18 hoyos, diseñado por el arquitecto y artesano de golf Tripp Davis.

La experiencia en The Fairmont Acapulco Princess inicia desde el check-in en el lobby principal, en la estructura que asemeja una antigua pirámide azteca —diseñada en 1971 por William Rudolph y Leonides Guadarrama-, una “hazaña de ingeniería para su época”, aseguró Mauricio Ramírez Aragón, senior sales manager del hotel. La espera, compensada con una deliciosa bebida refrescante, se hace entre la monumental serpiente emplumada de piedra y, a los pies, una máscara popular mexicana. La atención en front desk es amable, aunque puede mejorar.

58542117.IMG_6194Una vez entregada la tarjeta de acceso, recorrer los pasillos que conectan al “corazón” del inmueble con la torre Perla es un deleite, gracias a la brisa fresca del Pacífico, que incluso en el día más caluroso logra mitigar el bochorno. En el trayecto, antes de cruzar varias boutiques, si se antoja, es posible disfrutar de alguna de las creaciones de Starbucks Coffee Company, para algunos huéspedes, como Daniela Jerez, la presencia de la cadena hace de este complejo turístico un “paraíso completo”.

Las habitaciones con vista a la playa Revolcadero, las palmeras de la Sierra Madre o las cinco albercas (una de agua salada y otra estilo río tropical), son modernas, con toques clásicos en su mueblería, cómodas, con amplio espacio en su walk-in closet y detalles sofisticados como el lavamanos doble o los acabados en la ducha. La yuxtaposición azul y crema de las paredes ofrece un ambiente relajante; el único detalle a cuidar será el aire acondicionado, necesario en este lugar tan cálido.

Para el desayuno una excelente opción es el Beach Club, donde se cuida al máximo que los comensales disfruten de fruta fresca, dulces y nutritivos jugos, así como ingredientes de alta calidad. Los huevos benedictinos son un manjar, perfectamente montados en dos mitades de un muffin, cubiertos con panceta y una deliciosa salsa holandesa. El deleite para el paladar es seguido de uno para los ojos y los sentidos, con la brisa del océano y los sonidos de guacamayas y flamencos.

8ee59289-b64f-45b5-8ceb-1dfdd97fdb55Para aprovechar al máximo el programa Stay In One, Play @ Three, un must será trasladarse unos cuantos metros al The Fairmont Pierre Marques para visitar, durante la hora de la comida, el restaurante La Terraza. La incomparable vista al mar y el ambiente natural con flores son ideales para disfrutar de los originales platos mexicanos, servidos con gran amabilidad de parte del staff del hotel, que otrora fuera el escondite privado del empresario J. Paul Getty.

De regreso a The Fairmont Acapulco Princess, la excusa para seguir relajándose no podría ser mejor, el cometido puede lograrse ampliamente en el Spa Willow Stream; su techo de palapa resguarda un oasis de tranquilidad, con una filosofía que respeta al mar y a la tierra, con experiencias exclusivas con exfoliaciones leves o profundas de café, barro, aromaterapia inspirada en las tradiciones del Ayurveda oriental, baño terapéutico de estación; todo en un espacio apacible con salas multiuso y de hidroterapia; suites de masajes para parejas, jacuzzi y sauna.

6b9da98e-93b0-4d91-982d-b44a756b4afcLa experiencia se complementa con masajes de estilo sueco en todo el cuerpo para relajarse al estimular la circulación; de presión intermedia que se centra en los principales puntos de tensión: cabeza, cuello, hombros, espalda y pies; uno profundo, idóneo para auxiliar a los músculos doloridos después del ejercicio o las actividades deportivas; una experiencia en pareja, además de servicios exclusivos para hombres, que incluyen un facial relajante profundo o tratamientos de barbería, manicure y pedicure, éste último poderoso para estimular la energía en todo el cuerpo. Al finalizar las actividades un delicioso té y muffins de chocolate y vainilla estarán esperando para completar la vivencia.

Al llegar la noche, los sabores italianos ofrecerán al paladar un viaje culinario en el restaurante Tavola, donde se pueden ordenar delicias como el Salmone Affumicato della Casa, Salmon Ahumado en Casa, Arúgula y Alcaparras, Ravioli in Salsa Rosa, Ravioli de Ricotta y Prosciutto con Salsa de Espárragos, Pancetta de la Casa y Pomodorini, Misto di Pesce ai Ferri, Camarones Jumbo, Calamar Asado y Filete de Robalo.

Al menú servido comme il faut lo acompañan otras delicias, pero de carácter visual: vistas de los jardines tropicales, el océano Pacífico, la entrada del restaurante está adornada por hierbas orgánicas del chef, además de un camino engalanado por un cisne negro y varios blancos. Con todas estas experiencias y la reciente adquisición de la cadena por parte de Grupo Autofin, la expectativa de Thomas Becker, managing director de Fairmont Hotels & Resorts, de regresar a Acapulco su gloria del pasado y convertirlo una vez más en el paraíso vacacional de huéspedes no sólo mexicanos, sino internacionales, se forja a paso lento, pero seguro.

untitled

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s