Seduce el ‘Amante Bandido’ a Acapulco

Por Eduardo Gutiérrez Segura

Especial.

Decidido a iniciar una nueva etapa en su carrera musical, alejado de los tan populares duetos, Miguel Bosé arrancó su Amo Tour en Acapulco, Guerrero, en el Fórum de Mundo Imperial, donde hizo un recorrido por las canciones que lo han convertido en favorito de la escena pop internacional y presentó en directo los temas de su nueva producción discográfica, con la cual, según sus palabras inició su segundo ciclo maya y explotó su segunda pasión: la biología marina.

A las 21:20 horas, luces blancas iluminaron cuatro jaulas, que resultaron ser pantallas, mientras en las bocinas se escuchaban sonidos de la naturaleza; vestido de blanco, entre ballenas y una explosión de colores, Bosé dio la bienvenida con “Amo”. “Esta noche estamos aquí todos, unidos bajo una palabra que es muy curiosa, que es amo. Bienvenido Acapulco, todos, ellas y ellos, los amo porque son mi familia”, expresó Miguel para saludar a las cuatro mil almas presentes, según organizadores y continuar con “Encanto”.

“Libre ya de amores” y “Capitán trueno” siguieron en el repertorio, durante el cual Bosé bailó y emocionó al respetable, todo enmarcado con imágenes de ciudades y más ballenas que surcaban un cielo rojo, de atardecer. Luego, dragones orientales encarnaron “Salamandra”, que dio paso a una moderna “Nena”. Iluminado por luces en azul, Miguel siguió con sus éxitos del ayer con “Aire soy” y “Horizonte de las estrellas”, mientras daba una cátedra de cómo bailar en escena.

“Sólo sí”, que se vivió con un derroche de alta tecnología, entre luces e imágenes; así como “Te comería el corazón” (que en su momento cantó al lado de Alejandro Sanz) dieron fe de la promesa cumplida del intérprete de renovar los acordes de sus canciones pasadas. Minutos después, el escenario se tiñó de rojo y entre imágenes sacras se escuchó “Sevilla”, que remató con rodilla en el piso para agradecer.

Especial.

“Si tú no vuelves” provocó que el público en el Fórum se pusiera de pie e hiciera un coro monumental. Sentado al centro del entarimado, Bosé alzó la voz con uno de sus nuevos cortes: “Tú mi salvación” y continuó con “Dame argumentos”, “Nada particular”, acompañado por las manos de sus seguidores en forma de paloma; “Partisano”, “Como un lobo” y “Morena mía”, que a pesar de que olvidó por un instante la letra, fue rápidamente disculpado, cuando dedicó el corte a las mujeres, sin importar su color de piel.

“Sí se puede” marcó el encore de la noche, pero la insistencia lo hizo regresar con “Que no hay”, que lanzó en 1987, y que actualizó en sonido e incluyó en su vestuario una capa de lentejuela brillante; luego “Bambú” dio paso a una de sus letras favoritas: “Amante bandido”, con la cual desató la euforia y no se pudo ir, por la algarabía causada.

“Acabamos de empezar la gira, estamos recién estrenados aquí en Acapulco, ha sido un placer, porque no veníamos hace mucho tiempo. Gracias por esta noche mágica que nos han regalado”, agradeció Bosé para regalar a su vez, una carta que escribió a los 19 años y que le dio forma a un tema que “hace años ya no es mío, es de vosotros, por siempre Acapulco”, expresó para cantarle al público del puerto “Te amaré”.

Para cerrar su concierto eligió una de sus “perlas favoritas” y aceptó que aunque es difícil, hay que saber decirle a quien se ama que todo es más sencillo cuando se hace “Por ti”, tema con el que dio el adiós definitivo a las 23:26 horas, tras abrazar a su equipo y agradecerle a Acapulco por su “amor”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s